La reválida de Odegaard

El noruego se reencuentra con Ancelotti, el técnico que le hizo debutar y que criticó todo lo que rodeó su llegada a Madrid y sus complicados primeros meses en el club.

La reválida de Odegaard

Martin Odegaard tendrá una nueva oportunidad en el Real Madrid. La temporada pasada regresó al club madridista como una de las grandes promesas del panorama mundial tras su sobresaliente rendimiento en la Real Sociedad, logrando por fin ser jugador del primer equipo, aquello por lo que llevaba peleando desde que fichara por el Real Madrid en 2015.

Sin embargo, tras un comienzo de temporada desilusionante, en el que Zinedine Zidane no le dio demasiadas oportunidades, decidió salir cedido en el mercado invernal con destino a Londres. En el Arsenal, Mikel Arteta consiguió sacarle un gran rendimiento y el noruego es uno de los pocos jugadores que se salvan de la mala temporada del conjunto ‘gunner’. Su rendimiento fue tal que el equipo londinense estaba interesado en seguir contando con el noruego.

Sin embargo, el futuro de Odegaard vuelve a pasar por el Santiago Bernabéu. La salida de Zidane y el regreso de Carlo Ancelotti favorecen al nórdico, al que el entrenador italiano dedicó elogios durante su presentación como nuevo técnico del Real Madrid. Carletto afirmó que hay una serie de jóvenes en el equipo que pueden ser importantes la próxima temporada y uno de ellos es el noruego.

Algo que choca con las palabras del italiano en uno de sus libros sobre el fichaje de Martin Odegaard durante su primera etapa en el conjunto madridista, en el que afirmaba que su fichaje fue producto del marketing: «Cuando Florentino compra a un futbolista noruego hay que aceptarlo. Además, el presidente decidió que jugaría tres partidos en el primer equipo como un golpe de relaciones públicas».

La primera etapa de Odegaard en el Madrid

Martin Odegaard ficha por el Real Madrid el 20 de enero de 2015, después de haber sido cortejado por algunos de los mejores clubes de Europa, entre los que destacaron Bayern de Múnich, Arsenal, Liverpool o Real Madrid, que le invitaron a entrenar en sus instalaciones de entrenamiento junto a sus estrellas para conseguir fichar a la perla noruega. Pero, tras deshojar la margarita, el nórdico se decidió por el pétalo madridista.

Sus inicios en el club blanco no estuvieron exentos de polémica, ya que el por entonces capitán del Real Madrid Castilla, Sergio Aguza, hizo público su malestar por el sueldo y privilegios de los que gozaba el centrocampista noruego: «No es que me moleste, pero a mí también me gustaría estar ahí arriba y cobrar lo que dicen que cobra».

Tras su decepcionante arranque, en el que alterna entrenamientos con el primer equipo y partidos con el Castilla, consiguen convencer al futbolista de que lo mejor para su progresión es que se centre en entrenarse con el equipo filial del Real Madrid. Finalmente, debuta con el primer equipo el 23 de mayo de 2015, en el último partido liguero de la temporada 2014/15, siendo el propio Carlo Ancelotti quien hacía debutar en un partido oficial a Odegaard. Convirtiéndose así, además, en el debutante más joven de la historia del club, con 16 años y 156 días.

Después de su etapa en el Castilla, el futbolista noruego ha jugado cedido en el Heerenveen (dos años), el Vitesse, la Real Sociedad y el Arsenal. En el equipo vasco se confirmó como jugador revelación de la campaña 2019-2020 y el Real Madrid le recuperó a pesar de que era su deseo quedarse otro año en la Real Sociedad, que había pactado verbalmente que podría jugar otra temporada en Anoeta. Pero Zidane le reclamó para las filas blancas y el préstamo del noruego en San Sebastián se quedó en un curso fructífero, en el que había logrado demostrar las trazas del gran jugador que el Madrid siempre pensó que puede ser.

Ahora, seis años después de que debutara en el Real Madrid, Martin Odegaard se vuelve a encontrar con el técnico que le hizo estrenarse de blanco. Pero el Odegaard que va a volver a Valdebebas tras su paso por el Arsenal no tiene nada que ver con aquel adolescente que tuvo a sus órdenes Ancelotti durante su primera etapa como entrenador madridista. El Odegaard actual es mucho más maduro y tiene más experiencia. Y llega con la intención de convencer a Carletto de que puede tener un puesto en el once titular.

Un tienda online de camisetas de futbol baratas 2021. Encontrarás todas las camisetas personalizadas y ropa de entrenameinto de todos los nueva camiseta del Real Madrid 2021/2022,camisetas de futbol baratas replicas etc.

El mercado se endurece: podrá haber un nuevo ‘caso Rivaldo’

El Reglamento de la RFEF ha añadido una coletilla a la norma para inscribir jugadores que puede llevar a una situación como la que se dio en 1997 entre Deportivo y Barcelona.

El mercado se endurece: podrá haber un nuevo 'caso Rivaldo'

Los clubes españoles pierden una norma exclusiva de LaLiga y que puede llevar a vivir un cierre de mercado al rojo vivo, de miedos y tensiones. Hasta ahora, todos los equipos disponían de un salvavidas en caso de que en los últimos quince días de la ventana de traspasos un club pagase a la cláusula de sus futbolistas, dándole al club perjudicado 30 días extra para fichar un nuevo jugador. Este salvoconducto queda prohibido tras la reforma del Reglamento General de la Federación Española de Fútbol que ha entrado en vigor el 1 de julio.

En el verano de 1997 se dio una situación al cierre de mercado que creó mucha controversia en España. El Barcelona se hizo con Rivaldo pagando la cláusula al Deportivo. El club gallego apenas tuvo tiempo para sustituir al brasileño. Por ello, desde la patronal se decidió crear un salvoconducto para estos clubes afectados. Si en los últimos quince días de mercado, se diera tal situación (un jugador rescindiera su contrato de manera unilateral), el club perjudicado dispondría de 30 días para inscribir a un nuevo futbolista, aunque el mercado de traspasos ya estuviese cerrado.

Una situación que ya no sucederá en la competición española, como adelantaba Ramón Fuentes y ha podido confirmar este periódico. La RFEF publicó el pasado 1 de julio su nuevo Reglamento General con algunas variaciones en sus artículos. Una de las que afecta al mercado es el 124 (Periodos de solicitud de las licencias). Desde la Federación apuntan que lo que se ha hecho es añadir un párrafo en el apartado 1 de dicho artículo que impida que dichos clubes afectados dispongan de esos 30 días adicionales que concedió LaLiga a raíz del caso Rivaldo en 1997. «Fuera de los periodos habilitados no podrá autorizarse la inscripción de ningún jugador, salvo en las excepcionalidades de los apartados 2 y 3 del presente artículo. Tampoco podrá autorizarse la inscripción fuera de dichos periodos en supuestos excepcionales de inscripción como consecuencia del pago de una cláusula de rescisión», dice el artículo 124.1.

Para poder inscribir futbolistas una vez cerrado el mercado se tienen que dar dos situaciones, las estipuladas en los apartados 2 (futbolistas en paro) y 3 (futbolistas en periodo de gestación) de dicho artículo. Siendo solo aplicable al fútbol masculino el 124.2.

Esta medida acota a un más las posibilidades de movimiento de los clubes, que tiene sus defensores y detractores. Ya que podía llevar a un efecto dominó. Si el club que pierde el jugador en los últimos 15 días de mercado ficha a mediados de septiembre, ese tercer equipo también tendría la posibilidad de disponer de otros 30 días adicionales para reforzarse y así sucesivamente. Lo que dejaría con menos opciones de reponerse a los clubes con menor poder económico.

Algo parecido sucedió con el caso Braithwaite en el que también estuvo implicado el Barcelona y que perjudicó al Leganés. Algo que llevó a la Federación a cambiar también el artículo 124 en septiembre de 2020 para evitarlo. En tal caso, lo que se hizo fue suprimir del punto 124.3 la siguiente regla: «podrá autorizarse excepcionalmente la expedición de licencia fuera de los períodos reglamentarios cuando un futbolista de la plantilla cause baja por enfermedad o lesión que lleve consigo un período de inactividad por tiempo superior a cinco meses, ello siempre y cuando la inscripción del futbolista sustituto no requiera la expedición de Certificado de transferencia internacional».