El Rayo-Alba apunta a primer partido en el regreso de la Liga

Los clubes ya conocen el plan de ponerlo el 9 de junio, si se puede, pero pedirán adelantarlo para preparar con tiempo, y menos riesgos, sus duelos del fin de semana.

El partido aplazado en el descanso el pasado 16 de diciembre entre el Rayo Vallecano y el Albacete (0-0), debido a los incidentes producidos en la grada por el ‘Caso Zozulia’, tiene todas las papeletas para ser el primer encuentro en este reinicio de la competición en España programado para el próximo mes de junio. Si todo marcha como hasta ahora, los planes que LaLiga ha trasladado a los clubes es que la vuelta del fútbol en Primera y Segunda se produzca el 12 de junio (viernes). Antes, el 9 (martes) quiere que se disputen los 45 minutos restantes de aquel partido de la primera vuelta celebrado en Vallecas entre Rayo y Albacete y que aún están en el aire. El objetivo es que todos los equipos profesionales den el pistoletazo durante ese fin de semana en las mismas condiciones en cuanto a partidos disputados hasta la fecha. Si al final se arranca más tarde (todo depende también de las fases de la desescalada), las fechas cambiarían pero se pretende mantener el orden de los partidos, siendo el Rayo-Alba el elegido para estrenar la vuelta al fútbol.

La idea de la patronal, no oficial aún, es que Rayo y Albacete jueguen este martes y luego lo hagan al siguiente domingo para dejar margen en la recuperación de los futbolistas. Ésta es una gran preocupación dentro de ambas plantillas, y sobre todo de los entrenadores, ya que las noticias que llegan desde la Bundesliga , y un estudio del sindicato francés de jugadores, ponen los pelos de punta. El Rayo recibirá al Cádiz tras verse con el Albacete, mientras que el equipo manchego recibirá al Almería. Por eso, ambos clubes pedirán a LaLiga que lo tenga en cuenta y que adelante el partido todo lo que pueda y le permitan los tiempos que maneja Sanidad. Todos los equipos que se juegan el ascenso o meterse en los Playoffs son de la misma opinión porque así se garantizaría mucho más la integridad de la competición.

No todo está en manos de LaLiga. La institución dirigida por Javier Tebas pelea en estos momentos porque también se puedan jugar los lunes. Así que no vería problema en ocupar el 8 de junio para ese Rayo-Albacete. El problema es que se tienen que dar dos circunstancias para que eso ocurra. Primero, que el Gobierno dé el pistoletazo de salida para que la competición se reanude entonces, cinco días antes del primer plazo marcado, puesto que hay un protocolo en marcha donde especifica que tiene que haber cinco semanas de entrenamientos y con estos plazos ese Rayo-Alba adelantado estaría muy justo de poder llevarse a acabo. Y segundo, que la RFEF acepte cerrar ese acuerdo entre las partes que permita utilizar un día (los lunes) por el que se pelearon y que aún está en los tribunales. Todas las partes esperan que haya entendimiento. La situación ha cambiado mucho (ahora se jugaría a puerta cerrada) y, sobre todo, las tensiones si han diluido tras el Pacto de Viana. Con la fecha en el aire, lo que sí parece claro es que Rayo y Albacete abrirán el telón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *