Joan Laporta negocia contra reloj su presidencia

El aval de 124,6 millones obligatorio para ser investido sigue sin concretarse a 24 horas de que expire el plazo. La renuncia de Giró descoloca al vencedor de las elecciones, que busca capitalistas.

Joan Laporta, tras ganar las elecciones al Barcelona el pasado día 7 de marzo.

A Joan Laporta le quedan 24 horas para lograr reunir una junta y un grupo inversor que le permita ser presidente del Barcelona. La larguísima campaña electoral y ganar las elecciones el pasado domingo fue un juego de niños comprado con las frenéticas últimas horas que vive el expresidente en busca de un aval de 124,6 millones de euros que certifique su triunfo en las urnas. Desde que el domingo Jaume Giró, su principal baluarte económico en la candidatura se bajó del barco, los problemas se acumulan.

En virtud de los estatutos del club, Laporta tiene sólo 24 horas para presentar el aval en la sede de LaLiga y ser investido presidente. Una presidencia que depende de una carrera contra el reloj en busca de nuevos directivos e inversores que se alargó durante la madrugada.

Las alarmas, que ya estaban encendidas desde la renuncia de Giró el domingo, se dispararon hasta límites insospechados cuando a última hora de la noche el diario Ara y RAC1 informaron de que el presidente electo no tenía el aval definitivo y negociaba sobre la bocina.

La solución era la entrada del patrimonio de Audax Renovables, con Eduard Romeu como vicepresidente que parecía segura el lunes a primera hora, pero se tambaleaba cerca del pitido final.

Según explicó RAC1 Laporta y sus directivos estaban llamando a diversos empresarios catalanes a la medianoche de ayer ofreciéndoles un puesto en la junta a cambio de avalar una cantidad entre 6 y 12 millones de euros para poder presentar el martes por la mañana el aval.

Según fuentes de la candidatura de Laporta, el aval se iba a firmar sí o sí el pasado domingo y se iba a presentar el lunes en la sede de LaLiga para poder ser investido el ganador de las elecciones como nuevo presidente el miércoles. Ninguno de estos plazos se está cumpliendo. Y se cierran, será absolutamente en la foto finish.

Para añadir más pimienta al caso, el diario ARA informaba de que la junta de Laporta sólo era capaz de cubrir 50 millones del aval de 124,6 que estaría negociado con Banc Sabadell, que exigiría a su vez un contra aval de 70 millones que debe conseguirse en pocas horas. El diario catalán apuntaba a la posibilidad de que esta cantidad la cubriera el fondo de inversiones HPS Partners.

Horas inciertas para un club que vive permanentemente en el abismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *