Bale, cara a cara con Zidane

El galés se incorpora a los entrenamientos de pretemporada sin atisbo de que se resuelva una salida que el técnico francés veía inminente hace más de un año.

«Si es mañana, mejor». Han pasado 416 días desde que Zidane pronunciara en Houston aquella frase ante la aparente inminencia de la salida de Gareth Bale del Real Madrid. Quedó lejos de ser una sentencia profética. Ese mañana nunca llegó. Hoy, más de trece meses y medio después, el galés volverá a ponerse a las órdenes del entrenador francés para iniciar una nueva pretemporada como madridista.

Y lo hará después de haber estado de nuevo en el epicentro de la polémica durante la ventana de selecciones. Preguntado sobre su futuro por Sky Sports, Bale echó varias veces la pelota al tejado del Real Madrid. «Creo que el club necesita responder esa pregunta porque traté de irme el año pasado y el club bloqueó todo en el último segundo»; «ha habido otros casos en los que intentamos ir pero el club no lo permitió ni hizo algo para que así fuera», «en el club tienen el control de todo», «está en manos del club pero ponen las cosas muy difíciles para ser honestos»; «la decisión está en manos del Real Madrid».

El seleccionador de Gales, Ryan Giggs, se permitió lanzarle un dardo a Zidane: «Yo no he hablado con Zidane, mi francés y mi español no son muy buenos; y sé que por experiencia que el inglés de Zidane tampoco es muy bueno». Fue su forma de salir del paso ante las preguntas acerca de la situación su estrella, a la que describe como un jugador comprometido como no se le ve con el Madrid: «La manera en que Gareth se cuida, llega a la concentración y espera con ansias el jugar nunca ha sido un problema hasta ahora». Sólo dejó entrever una grieta cuando habló de su presencia en la Eurocopa. «Si se convierte en un problema en seis meses, tendremos que verlo».

Descartados los fichajes, la Operación Salida se ha convertido en el foco del trabajo blanco en el mercado. Y ahí, la más complicada, era y sigue siendo la de Gareth Bale, que se ha enquistado como el gran problema deportivo y económico (los 15 millones de euros netos que cobra son una losa en unas cuentas que tiritan por el coronavirus) de la entidad.

La pretensión que Zizou expresó en Texas, alentado por el interés del Jiangsu Suning chino, no fraguó y el galés permaneció una campaña más en el Madrid. Zidane renovó varias veces su voto de confianza en el jugador, pero Bale fue agotando su crédito. Lleva más de un año sin marcar en Liga (desde su doblete en Villarreal el 1 de septiembre de 2019, aunque luego marcó en Copa a Unionistas), la dedicación que pone en el green de golf se desvanece cuando el césped tiene porterías y se borró de Mánchester ‘a lo James’ después de no jugar ni un minuto en las últimas siete jornadas de Liga (sólo jugó 100 minutos en dos partidos tras el confinamiento).

Mientras espera ese mañana que 416 días después sigue sin llegar, este martes Zidane volverá a tener a Bale cara a cara en Valdebebas.

El regreso de 7 internacionales deja a Zidane con 24 jugadores

Zidane recibe una nueva remesa de jugadores para continuar el trabajo de la segunda semana de esta atípica pretemporada. Ramos, Carvajal, Reguilón, Lunin, Bale, Kroos y Jovic deben reincorporarse hoy martes al equipo, salvo que el resultado de las PCR digan lo contrario. Con ellos ya serán 24 los futbolistas que tenga a su disposición Zinedine Zidane, que aumentarán hasta 27 cuando el jueves se incorporen Varane, Mendy y Hazard tras los compromisos que Francia y Bélgica tienen esta noche ante Croacia e Islandia respectivamente.

De esos 27, en cuatro casos el club está trabajando en buscarles destino en la Operación Salida. Reguilón y Mayoral son los casos que, a priori, presentan menos complicaciones. No parece que el esguince de tobillo que sufrió el domingo con la Selección impida al lateral encontrar equipo, con el United como mejor postor. El delantero, por su parte, aguarda el interés del Valencia. Sin ellos dos, la plantilla ya se quedaría en las 25 fichas disponibles. Más difícil, en cambio, está la situación de Bale y Mariano, sin perspectivas factibles. James, cuyo traspaso al Everton se cerró anoche, no ha llegado ni a pisar Valdebebas en esta pretemporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *