Parejo, Rakitic, Kahveci… suplir a Banega es el reto de Monchi

El director deportivo del Sevilla maneja varias opciones, más y menos mediáticas, para cubrir la falta del gran centrocampista argentino, que se va a Arabia.

Más allá de que siga protagonizando polémicas fuera del campo, como la de colgar en las redes el vídeo en una discoteca de Valencia que ha tenido que pasar la cuarentena por casos de Covid-19, el Sevilla esperará un último tango de Éver Banega durante la próxima fase final de la Europa League que se juega en Alemania, si no hay lesión o enfermedad de por medio. El centrocampista argentino se marchará a Arabia Saudí después de haber dado otro clínic exquisito de cómo se organiza un equipo sobre el césped, tras el confinamiento, para contribuir de manera decisiva a que el equipo de Nervión se meta en Champions. Hay pocos, quizá nadie al alcance del Sevilla, como él. Y Monchi tiene ahora la tarea hercúlea de reemplazarle.

«Espero lo mejor hasta el último momento. Gracias por lo que me dieron a mí y a mi familia, creo que los mejores años de mi carrera los he dado en el Sevilla y siento que ya le di todo aquí».  Y durante dos etapas. Para la primera, dos años y dos Europa Leagues de por medio, llegó del Valencia en lo que significó sin duda una ganga. 2,5 millones pagaron por él los nervionenses y no quieren en Mestalla que les ocurra lo mismo ahora con Daniel Parejo, que no cuenta en principio para el próximo proyecto de Peter Lim. Parejo es una vieja aspiración de Monchi, ya estuvo a punto de ficharle hace tres temporadas pero finalmente se quedó en el Valencia, que a priori no se lo pondrá fácil para que se vaya al que consideran uno de sus principales rivales por los puestos nobles de la tabla. Pero el mediocentro madrileño lo tiene claro: le encantaría venir al Sevilla, con una ciudad donde se siente como en casa y por la que va habitualmente, pues su mujer es andaluza.

Rakitic es otro ojito derecho de Monchi para reemplazar a Banega, pero los vericuetos económicos con el croata se tornan aún más complicados, pues cobra en el Barcelona un sueldo lejos de los guarismos que se manejan por Nervión. A su favor, también, que Rakitic siempre ha mostrado su deseo de volver al Sánchez Pizjuán.

Si no se concreta ninguna de esas dos mediáticas operaciones, el director deportivo sevillista confiará en su ojo clínico para traer un centrocampista más joven y desconocido, pero también de rendimiento bastante menos seguro. En este punto, los favoritos son dos jugadores por los que ya se ha negociado y que también están de acuerdo en recalar en Nervión. Uno es el francés Maxime López, de 24 años, que militan en el Olympique de Marsella. Y otro está en Turquía: Irfan Can Kahveci, que ha liderado al sorprendente campeón de liga otomano, el Basaksehir de Estambul, tiene muchas ganas de mudarse a Nervión. Maxime y Kahveci costarían entre ocho y 12 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *